3 Formas de Financiar la Compra de un Automóvil

Lamborghini Diablo

Con todas las nuevas colecciones de autos que están lanzando en esta época (Toyota 2011, Nissan 2011, Chevrolet 2011, etc) es muy probable que se despierte tu interés en adquirir un auto nuevo o de segunda, sin embargo, es muy probable que no cuentes con el dinero para pagarlo todo al contado, pero no te preocupes que existen varias alternativas que te permitirán financiar la compra de tu nuevo vehículo.

Créditos Bancarios

  • Puedes acudir a los bancos y solicitar un crédito que te permita comprar tu auto nuevo y pagarlo en cuotas.
  • Generalmente la cuota inicial en este tipo de crédito financiero es del 20% del valor del vehículo.
  • Lo que tienes que analizar bien es la tasa de interés efectiva anual que te va a cobrar la entidad bancaria. En promedio esta tasa rodea el 13.4%
  • Debes decidir el período del préstamo. Recuerda que mientras más dure el préstamo, más interés vas a tener que pagar, pero con la ventaja de que la cuota mensual es menor. Si el préstamo dura menos tiempo, el interés que pagues será menor pero las cuotas pueden mayores y exceder tu presupuesto mensual.
  • Estos créditos pueden durar hasta 5 años.

Fondos Colectivos

  • Antes de participar en un fondo colectivo debes conocer la cuota de inscripción que generalmente está en función del precio del automóvil.
  • Los socios del fondo deben aportar cuotas mensuales hasta completar el costo total del vehículo.
  • Generalmente las cuotas no tienen interés, sin embargo es necesario que averigües las condiciones del fondo colectivo de tu interés.
  • Cada mes uno de los socios se lleva un automóvil por sorteo, y por remate si es que algún socio desea cancelar el total de sus cuotas.

Leasing Vehicular

  • También se le conoce como arrendamiento financiero. Este tipo de financiación funciona como un alquiler con opción de compra, es decir, la empresa que te otorga el leasing adquiere el vehículo para que tú lo puedas usar. A cambio de ello tendrás que pagar una cuota mensual de alquiler por el vehículo durante un período determinado, al final de este tiempo podrás pagar un monto previamente pactado en el contrato para que el vehículo pase a ser de tu propiedad.
  • Durante la vigencia del contrato, el vehículo sigue siendo propiedad de la entidad que te otorga el leasing.
  • El leasing ofrece plazos más amplios que otras formas de financiación.
  • El impuesto sobre vehículos lo paga la entidad que otorga el leasing, ya que figura como propietario del mismo.
  • Puedes ajustar las cuotas de acuerdo a tu flujo de caja.

Compartir:


Agregar comentario

biuquote
Loading