Videojuegos: Cuando la Adicción Salta de la Pantalla a la Realidad

By | febrero 28, 2012

20 mejores videojuegos en la vida real

Existe un extraño desorden psicológico llamado Desorden de Duke Nukem del cual te comenté hace algún tiempo (visita el post en este enlace). El pobre chico que padece de este mal, tenía sus facultades físicas limitadas al tipo de movimiento que se encuentran en los juegos FPS. Este mal viene aquejando a muchos gamers, y desde entonces parece que dicha enfermedad ha empezado a mutar y a afectar a miles de jugadores hasta el punto en que sus juegos favoritos los abruman hasta en la vida real. A continuación conoceremos algunos de los casos más resaltantes.

 

Pac Man

Estos desdichados jóvenes fueron afectados por uno de los videojuegos más populares de la historia, Pac Man. No pudieron evitar convertirse en sus personajes favoritos y continuaron con sus delirios de persecución en diversos lugares de la ciudad.

 

Mario Kart

Manejar un kart en medio de la ciudad puede parecer una locura para cualquier persona cuerda, pero para aquellos gamers que sufren este mal, la pista es su circuito de carreras. Incluso suelen lanzar cáscaras de plátano a cualquier auto que consideren su competencia.

 

World of Warcraft

Creo que todos tenemos uno que otro amigo o conocido que ha sufrido alguna vez de adicción al WoW (o incluso uno mismo), pero cuando la enfermedad llega a su punto más grave, se suelen ver situaciones como las de los jóvenes que aparecen en el siguiente video.

 

Skyrim

Conversaciones cruzadas y pausadas, visión a modo de menú con subtítulos, impedimento para realizar ciertos tipos de movimientos y paranoia son algunos de los síntomas que sufren aquellos afectados por Skyrim.

 

Tetris

Convertirse en un bloque de Tetris puede traer consecuencias muy negativas en la vida de cualquier gamer. Sin embargo, una vez que se encuentra un lugar en donde encajar, dicho mal desaparece por completo.

 

Donkey Kong

Salvar a la princesa y derrotar a un gorila malvado es la obsesión del gamer adicto a Donkey Kong. Los efectos negativos provienen de los golpes de los barriles que suelen recibir tras escalar las escaleras que lo llevan hacia la princesa.

 

Batman Arkham Asylum

Esta patología se caracteriza por un alto grado del sentido de la justicia y el bien. Sin embargo, los gamers que sufren de ella son tan intrépidos y valientes que pueden poner en riesgo sus vidas.

 

Mirror’s Edge

Lo más incómodo de este mal es que nunca, pero nunca te sentirás cómodo pisando el suelo. Aquellos que lo padecen suelen caminar sobre objetos o incluso personas.

 

Shadow of the Colossus

Encontrar un Coloso en estas épocas es muy difícil, así que aquellos gamers que padecen este mal, se las tienen que arreglar con monstruos de dimensiones algo más

 

Sonic The Hedgehog

Estos individuos sufren de adicción a la velocidad (pero sin usar autos), gustan de correr y esquivar personas en lugares transitados, y suelen cargar a todas partes una buena cantidad de aros. Suelen ser inofensivos para la mayoría de personas, excepto cuando se encuentran con alguien gordito, calvo y con bigote.

 

Castlevania

Suelen temer a la noche porque es justo cuando el sol se apaga que sus mayores temores salen a atormentar a quienes padecen el mal de Castlevania. Ellos suelen sobrellevar sus angustias con la ayuda de un reloj.

 

Assassin’s Creed

No importa en qué condiciones físicas se encuentren, ellos siempre intentarán hacer todo tipo de acrobacias extremas de manera infructuosa. Tienen la manía de tocar a cualquier persona extraña cuando pasean por la calle, generando incomodidad entre quienes lo rodean.

 

Los Realistas

Una extraña variación en este tipo de problema, se presenta en aquellos individuos que cuestionan todo tipo de videojuegos, considerándolos absurdos e irreales. Es verdad, tiene sentido cuando uno se pregunta cómo sería un videojuego en la realidad, y en el siguiente video nos lo demuestran.

 

foto de Patrick


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *