Qué es el INTERNET DE LAS COSAS: Definición, Características, Ventajas

By | junio 29, 2014
seguridad_thumb4_1

El Internet de las Cosas es un concepto tan fascinante en el mundo de la informática y las telecomunicaciones, que parece haber sido sacado de una película de ciencia ficción. Poco a poco se están vislumbrando algunos avances con respecto a este concepto, cuya aplicación en el mundo real dista mucho de ser un problema sencillo de resolver.

El Internet de las Cosas

El Internet de las Cosas no es como el Internet que conocemos tú o yo. No se trata de páginas web, redes sociales ni cosas así por el estilo, sino más bien de los sistemas, estructuras, automatización e integración de todas las cosas conectadas al internet. Los objetos conectados al internet, tendrán la tecnología que les permitirá interactuar con su ambiente externo o con su estado interno, transformando radicalmente la manera en la que se realizan las tareas cotidianas.

La idea detrás de este concepto, es que todas las cosas de la vida cotidiana se encuentren conectadas al internet (no sólo los teléfonos, televisores, refrigeradoras, etc), lo cual en teoría sería posible gracias a los avances en la implementación del nuevo protocolo de internet IPV6. Este protocolo amplía la cantidad posible de direcciones de internet a una magnitud tan descomunal, que por cada átomo existente sobre la faz de la tierra, existen 100 posibles direcciones de internet. Otra tecnología que podría ayudar a que todas las cosas cotidianas puedan conectarse al internet es el RFID. Anteriormente en el blog hemos visto cómo se aprovechó esta tecnología para evitar el robo de toallas en un hotel.

Ventajas

La ventaja de tener objetos conectados al internet, es prácticamente revolucionaria. En términos sencillos, sería como convertir el mundo real en un mundo virtual, ya que todos los objetos conectados a internet, tendrían una representación digital y podrían comunicarse entre sí y/o ser gestionados por los sistemas inteligentes. Sin ir muy lejos, a inicios de este año, Google compró Nest, una empresa que ofrece productos de automatización y control inteligente para el hogar. Tienen productos permiten controlar la temperatura del hogar y aprender los hábitos del usuario para ofrecer un control más eficiente, y detectores de humo y monóxido de carbono inteligentes. Google también tiene a Waze, una app gratuita tipo GPS que ofrece recomendaciones de rutas eficientes en tiempo real. El ejemplo más obvio de interconexión entre ambos servicios sería que cuando Waze active la ruta hacia la casa, los sistemas de Nest podrían activar la temperatura ideal, minutos antes del tiempo planificado de llegada.

Otro ejemplo nos lo pone Cisco con su interesante infografía sobre el Internet de las Cosas. Imagina que tu reunión de negocios se retrasa 45 minutos. Esta información es comunicada a tu reloj, y por lo tanto, la alarma se modifica para ofrecerte unos 5 minutos más de descanso (no más como podríamos suponer, debido a los siguientes acontecimientos). Para planificar el traslado hacia el trabajo de acuerdo al retraso en la reunión, las cosas empiezan a comunicarse entre sí para determinar la mejor solución, de acuerdo a la información recibida. El tren que sueles tomar se retrasará 20 minutos. También ocurrió un accidente en tu ruta hacia el tren, ocasionando un retraso de 15 minutos. El auto no tiene gasolina suficiente para llegar a la estación del tren, y llenar el tanque te tomará unos 5 minutos. Sumando el tiempo total de retraso tenemos 40 minutos.

A mi por ejemplo, se me ocurre la idea de que una cena en la casa con la familia y/o amigos, podría automatizarse gracias al internet de las cosas. Tu tablet podría descargar las recetas para la cena, de acuerdo al gusto de los asistentes. El refrigerador detectaría si tienes todos los ingredientes necesarios para la preparación, y en caso falte algo, podría realizar un pedido automático al supermercado. Y la hora de entrega del pedido se planificaría de acuerdo a las estimaciones de tu llegada a casa.

El internet de las cosas permitirá que los objetos reales tengan una representación digital, y esto hará posible que sean controlados desde cualquier parte. La conectividad entre los objetos conectados al internet, hará posible mejorar la eficiencia, seguridad y eficacia de los procesos en el trabajo y en la vida cotidiana.

Dificultades para la Implementación del Internet de las Cosas

Cualquier proceso cotidiano que pudiera ser automatizado, gestionado y controlado por un sistema inteligente, sería posible gracias al internet de las cosas. Sin embargo, su aplicación real, como comentaba al principio del post, dista mucho de ser un problema sencillo de resolver.

Una de las dificultades es la tecnología empleada para que las cosas puedan comunicarse entre sí. Hasta el momento, cada fabricante está logrando avances significativos al integrar sus dispositivos al internet. Hemos visto televisores Smart, refrigeradoras con internet, relojes inteligentes, etc. Pero no es posible hacer que un producto creado por un determinado fabricante, se comunique con otro producto de otro fabricante. Para resolver este problema será necesaria la creación de un protocolo estandarizado de comunicación, que permita la integración de las cosas al internet.

El tema de la seguridad informática es otro de los puntos fundamentales a resolver. Por ejemplo, hace tiempo vi una noticia sobre un caso de un monitor para bebés que fue hackeado. La madre comenzó a escuchar sonidos de voces extrañas dentro del cuarto de su bebé, y se dio con la sorpresa de que alguien había tomado el control del micrófono del monitor para bebés. Imagina que alguien tome el control de tu hogar inteligente, abra los cerrojos de la puerta y deje entrar a los ladrones, terrible, ¿verdad?. El tema de la seguridad también lo vi hace poco en una película llamada Eagle Eye. En esta película se puede ver cómo, haciendo uso de la tecnología de uso cotidiano, como los smartphones, paneles publicitarios y automóviles, es posible rastrear y espiar a las personas.

Pero creo que sólo es cuestión de tiempo para que estas dificultades sean superadas, y quien sabe si en un futuro no muy lejano disfrutemos de los beneficios del internet de las cosas.

 

Fuentes consultadas: althingsd, Cisco, PCActual


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *