Tecnología de Pantallas Táctiles con Control Gestual

By | febrero 16, 2010

mit-ramesh-raskar

Ahora que la moda es que todo sea táctil, se plantea el problema de tener las pantallas constantemente sucias, por más que uno procure lo contrario. Adicionalmente a este problema, las pantallas táctiles existentes tienen sus limitaciones a nivel de resolución de movimientos.

Una nueva generación de pantallas táctiles, llamadas pantallas ópticas de cristal liquido se están desarrollando. La nueva generación no se basa en los cambios de resistencia eléctrica para detectar los toques del usuario. En lugar de ello, al lado de cada pixel se encuentran pequeños sensores, que pueden detectar la luz proveniente del exterior. De ese modo detectan la presencia de los objetos cercanos a la pantalla con una mayor precisión.

El investigador Ramesh Raskar del MIT se preguntó si es posible convertir este tipo de dispositivo de modo que detecte, no solo objetos cercanos sino también objetos lejanos al dispositivo. La idea que tuvo fue la de tratar cada sensor como si fuera una cámara estenopeica e ir ensamblando, por medio de software, la matriz de imágenes en dos dimensiones para obtener una imagen en tres dimensiones. De este modo se podría obtener información tridimensional, como por ejemplo, en que posición se encuentra la mano del usuario, hacia adonde apunta su indice o que gestos realiza.

Ramesh Raskar y sus colegas, desarrollaron un prototipo para probar su idea. Debido a que no contaban con esta nueva tecnología de pantallas, decidieron implementar el concepto con lo que tenian disponible. Usaron una pantalla LCD normal a la cual dejaban que pasara la luz por algunos bloques y las imágenes eran grabadas en una cámara a cierta distancia detrás de la pantalla. De este modo ya tenían la posiblilidad de poner a prueba sus algoritmos de control y ver si estos funcionarían en el mundo real.

De ser posible que la idea de Ramesh Raskar sea implementada en los dispositivos que usan la tecnología de pantalla óptica de cristal liquido,  entonces se abrirían las puertas al control basado en gestos en los dispositivos que empleen dicha tecnología (incluidos los dispositivos móviles). Teniendo claras ventajas sobre los sistemas actuales de control basado en gestos.

Las ventajas que tendría este nuevo sistema son: interfase de control por medio de gestos y táctil, mayor precisión y menor limitación de uso que los sistemas basados en resistencia eléctrica, menos problemas de detección visual que un sistema basado en cámaras, posibilidad de implementar el sistema en pantallas delgadas (hasta en celulares).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *