Nokia: Adiós Symbian, Hola Windows Phone 7

By | febrero 15, 2011

¿Qué va a pasar con Symbian ahora que Nokia ha decidido no seguir más con dicho sistema operativo? Adiós a Symbian, ahora demos la bienvenida a Windows Phone 7. El asunto no es tan simple como una estrategia típica de negocio entre dos gigantes de la tecnología, más que una alianza parece ser un choque de titanes dadas las implicaciones y efectos colaterales que están generando ciertos daños en diversos ámbitos. Esta alianza entre Nokia y Microsoft no sólo deja un sinsabor en los miles de fieles clientes de Nokia que apostaron por seguirlos y que se sienten defraudados al enterarse de que Symbian no va más. Las consecuencias de la decisión tomada por Stephen Elop CEO de Nokia también afectará a miles de desarrolladores de aplicaciones quienes verán truncadas sus aspiraciones de seguir desarrollando software en Qt y que probablemente se vean tentados a cambiar de plataforma como Android o iOS.

Esta decisión no sólo está afectando a sus clientes y a sus desarrolladores de aplicaciones, Nokia está perdiendo su valor de mercado y esto se hace notar con la caída en la bolsa de valores tras el acuerdo realizado con Microsoft (Ver noticia: Nokia sigue cayendo en bolsa tras su acuerdo con Microsoft), pero ¿es tan mala la noticia de la alianza como para tener tan duras críticas hacia Nokia?, veamos:

  • Algunos usuarios de Nokia están optando por vender sus equipos y los que pensaban comprarse un smartphone Nokia ahora prefieren cualquiera menos Symbian. A mi parecer es una reacción normal, ya que a nadie le gustaría tener un smartphone cuyo sistema no podrá seguir evolucionando. Este efecto secundario puede generar ciertos anticuerpos hacia la marca Nokia, al menos hasta que saquen sus primeros smartphones con Windows Phone 7
  • La decisión afecta de manera negativa a los desarrolladores de aplicaciones de la plataforma Symbian, quienes al ver que dejará de recibir soporte ven truncados sus planes de seguir trabajando para dicha plataforma. Esto se traduce en menos aplicaciones para Symbian y por lo tanto un mercado menos atractivo para los consumidores de aplicaciones para smartphones, quienes preferirán plataformas con mayores opciones en aplicaciones y repito, al menos hasta que saquen sus primeros smartphones con Windows Phone 7.
  • Los dos puntos anteriores son como el inicio del fin para los smartphones Nokia con Symbian. Esto puede resultar en un duro golpe tanto económico como de reputación y credibilidad para Nokia, quienes nos hablaban de continuar con Symbian e incluso evolucionar con MeeGo, cuando de un momento a otro se da la noticia de la alianza. Es como el fin de una era que será suplantada por una nueva linea de equipos con un nuevo sistema operativo y un mejor ecosistema de aplicaciones y servicios. Solo el tiempo dirá si los usuarios y los desarrolladores volverán a confiar en Nokia.
  • Luego del desastre viene la reconstrucción. Es obvio que muchos usuarios de Nokia y desarrolladores de Symbian se sentirán muy defraudados por la compañía, por haber sido "abandonados", sin embargo, si las cosas salen bien como parece, es muy probable que estemos ante el inicio de una de las grandes alianzas entre dos reconocidas compañías de Hardware y Software que darán una buena competencia a Android y iOS. Pero para lograrlo tienen que hacerlo rápido porque nadie va a querer comprar un Symbian sabiendo que ya no evolucionará más.

Al no tener ahora mismo en el mercado un smartphone de Nokia corriendo Windows Phone 7, la noticia de la alianza pega más duro en los seguidores de Nokia quienes se sienten en medio del vacio. Y los que no tienen un Nokia con Symbian, tampoco lo van a querer. El lapso de tiempo entre la noticia de la Alianza Nokia-Microsoft hasta la salida del primer smartphone Nokia con Windows Phone 7 se convierte en una época oscura para la compañía finlandesa. Esperamos que resista ante esta fuerte tormenta y logre resurgir por el bien de la libre competencia que al fin y al cabo favorece a todos los usuarios.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *