El Secreto Para Ser Más Productivo

By | noviembre 18, 2010

Morning sun #1

Ayer estuve buscando por la web algún truco o secreto que nos permita ser más productivos en el trabajo y encontré algo interesante en la web The 99 percent y tiene mucho que ver con el antiguo refrán que dice: "A quien madruga, Dios le ayuda" (Por favor no confundir con aquel que dice: "El que madruga, encuentra todo cerrado").  Allí Jocelyn K. Glei nos comenta sobre un estudio realizado por Christoph Randler que es un profesor de biología en la universidad de Heidelberg que respalda la teoría de que aquellos que se levantan temprano son más proactivos y por lo tanto más productivos. El estudio realizado lo puedes consultar en este enlace (está en inglés).

No quiero ahondar mucho en los detalles sobre el estudio sino más bien en el hecho de que hay mucha gente, (incluido yo) a la que se le suelen pegar las sábanas por la mañana y "levantarse temprano" no es una frase que se encuentre en su vocabulario. Pero como todo hábito bueno (o malo) es posible de cultivarse con cierta disciplina y perseverancia.

Es allí donde Jocelyn K. Glei nos enseña 6 pasos para convertirnos en madrugadores:

  1. Fija un horario para levantarte. El cambio de horario debes realizarlo paulatinamente, adelantando media hora cada día hasta lograr tu objetivo. No se te ocurra levantarte de golpe a las 6:00am si tienes acostumbrado dormir hasta las 10:00am
  2. Duerme más temprano. Para mantener al máximo tu energía, es necesario que duermas al menos entre 7 a 8 horas diarias. Si te vas a levantar más temprano, tendrás que adelantar tu hora de dormir.
  3. Despégate de las sábanas de inmediato. Cuando llegue la hora de despertarse, simplemente hazlo sin dudar. Ya!!
  4. La luz del día es la clave. Abre los ojos y mira la luz del día. Eso ayudará a que tu ritmo circadiano se adapte a tu nueva rutina.
  5. Desarrolla una rutina para la mañana. Escoge algo que hacer para iniciar tu rutina diaria. Puede ser sacar a pasear a tu mascota, preparar el desayuno, leer el periódico, lo que sea. Pero conviértelo en una rutina que sea en sí una especie de recompensa por levantarte temprano.
  6. Persevera. No esperes que las cosas cambien de un día para otro, ten paciencia. El hábito de levantarse temprano puede tardar un poco en asentarse en tu persona, por lo menos espera unos 30 días para ver buenos resultados.

El realidad yo si he percibido ciertas diferencias en mi estado de ánimo y energía cuando me levanto muy tarde y cuando me levanto temprano. Cuando me levanto tarde me siento cansado casi todo el día, pero cuando me levanto temprano me siento más despierto y con mejor ánimo. Y tu ¿que piensas al respecto? ¿te animas a cambiar de hábitos para ser más productivo/a? Deja un comentario y comparte lo que piensas con el resto.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *