Cámara DSLR Canon EOS 7D: Es Sometida a una Prueba de Fuego

By | febrero 8, 2011

Canon EOS 7D

Una cámara DSLR Canon EOS 7D llevaba dentro una tarjeta Compact Flash de SanDisk cuando pasaron por una de las peores pruebas de resistencia que una cámara y una tarjeta de memoria puedan experimentar… ser sometidas al intenso calor de un incendio automovilístico. Esta es la historia de Petra Hall, una reconocida fotógrafa de bodas en Suecia, cuando el auto de su novio Erkki estalló en llamas (con su cámara digital en la maletera y su computadora MacBook), justo antes de planear unas vaciones juntos.

Una semana antes de iniciar sus vacaciones, mientras Erkki iba de regreso a su casa, sintió que algo estalló y el carro empezó a ser consumido por el fuego. La maletera del auto empezó a ser consumida por las llamas. Dentro de ella se encontraba su cámara DRLR Canon EOS 7D con una lente 24-105mm f4.0 L IS USM, la cual tuvo que sufrir las consecuencias. Dentro de la cámara se encontraba una tarjeta Compact Flash SanDisk que también tuvo que resistir dicha prueba de fuego.

Felizmente nadie salió herido durante el accidente, aunque no podemos decir lo mismo de su cámara Canon 7D.

ATENCION: Las siguientes imágenes pueden herir tu sensibilidad sobretodo si eres Canonista o amante de la fotografía:

Bueno, empezemos viendo cómo quedó el auto:

canon-eos-7d-compact-flash-sandisk-prueba-de-fuego-1

Ahora veamos cómo luce una cámara Canon EOS 7D nueva:

Canon EOS 7D

Así fue como quedó su cámara luego del incendio:

canon-eos-7d-compact-flash-sandisk-prueba-de-fuego-2

La carcaza de la cámara quedó completamente derretida, casi no se puede apreciar el visor óptico ni el disparador de la cámara. Y la lente peor aún, no queda rastro ni el anillo de enfoque ni el de distancia focal. Incluso parece increíble que la batería de la cámara no haya explotado con el calor.

Lo interesante es que se pudo recuperar la memoria Compact Flash del interior de la Canon EOS 7D como si estuviera nueva. Aunque tuvieron ciertos problemas para abrir la compuerta de la memoria CF:

canon-eos-7d-compact-flash-sandisk-prueba-de-fuego-3

Al parecer la Canon EOS 7D pudo proteger lo suficiente a la tarjeta Compact Flash como para que no sea totalmente consumida por el fuego, quizá a esto se refieren cuando dicen que esta cámara tiene un sellado ambiental capaz de resistir las peores condiciones, aunque también hay que considerar el mérito de la memoria SanDisk para resistir las altas temperaturas interiores a las que tuvo que resistir.

Lo mejor de todo es que la memoria Compact Flash funcionaba a pesar de todo el infierno al que fue sometida. Las fotos se pudieron recuperar e incluso pensaba seguir utilizándola, pues claro, después de todo si funciona no hay por qué desecharla ¿verdad?

 

Visto en: Cnet

Fotos: Petra Hall


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *